Colectivo Mujeres de fuego

 

Ariane Denault-Lauzier

Licenciada en Estudios Internacionales en Montreal; música y teatrera.  Acumuló experiencia uniendo el trabajo comunitario con la creatividad artística y los procesos pedagógicos a través del arte. Desde varios años se concentró en elaborar proyectos de teatro social con niños, jóvenes y mujeres en México, Brasil, Perú y Colombia. Se forma continuamente en talleres y laboratorios de teatro y danza, enfocándose en el trabajo corporal. Se especializó en el uso de la metodología del Teatro del Oprimido (TO) para trabajar con comunidades, desde sus historias personales y como multiplicadora. Realizó montajes de teatro partiendo de la metodología del TO con jóvenes de Lima sobre temas de violencia en la escuela, derechos sexuales y género. El último (laboratorio “Las Magdalenas, Teatro de las Oprimidas”) dio resultado a la creación colectiva “Cuerpo en Subasta ¡Basta!”. En Colombia trabaja como artista formadora en colegios del Sur de Bogotá en el marco del programa 40X40, con mujeres de calle y jóvenes desde el Teatro del Oprimido y otras expresiones artísticas.

arianedeno@gmail.com

 

Beatriz Carvajal Salazar

Mágister en Educación Artística de la Universidad Nacional de Colombia. Maestra en Artes Escénicas con énfasis en actuación egresada de la ASAB – Facultad de Artes de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Como docente se ha vinculado a proyectos pedagógicos en fundaciones y universidades de diferentes lugares del país; el ejercicio pedagógico la lleva a investigar sobre la voz y el habla escénica no solo como fuente sonora sino también como constructora de conocimiento; esta investigación se encuentra vinculada a algunos proyectos de investigación. Ha participado como actriz en diferentes compañías durante los últimos años y algunos de los trabajos realizados son: La Herida:Bügner (Dir. Carlos Sepúlveda), La Siempreviva (Dir. Miguel Torres), Los geranios murmuran en gris (Dir. Elizabeth Ramírez), La Gaviota – Fe de erratas (Dir. Carlos Sepúlveda), Psicosis (Dir. Giovanni Covelli), Homo Sacer (Dir. Carlos Sepúlveda), Gargantúa y Pantagruel (Dir. Carlos Sepúlveda), Clitemnestra. Rituales de sacrificio (Dir. Ana María Vallejo y Alba Fernanda Triana), Ricardo III (Dir. Carlos Sepúlveda), La autopista del sur (Dir: Carolina Vivas), El extraño jinete (Dir: Clara Contreras), La muñeca nocturna –monólogo- (Dir: Sandro Romero Rey), Siete contra Tebas (Dir. Carlos Eduardo Sepúlveda), Terror y miseria (Dir: Guy Lumbroso), La muerte se va a Granada (Dir: Fernando Pautt), Matinito montaje de títeres (Dir: Gabriel Esquinas); actriz invitada en lecturas dramáticas como: Mientras mientas ( Dir. Leonardo Petro) Casa del Teatro Nacional, Cadáver exquisito (Dir. Carlos Sepúlveda) Casa del Teatro Nacional, Cruzando la frontera (Dir. Carlos Sepúlveda) Proyecto cultural Occidente, Blasted (Dir: Carlos Alberto Pinzón), entre otras.

 

Video del taller de Teatro del Oprimido desarrollado por Ariane Denault-Lauzier en el marco de las Jornadas Culturales por la Equidad en México.

https://www.youtube.com/watch?v=2EeVziAuNp4

Video del proceso de formación y montaje del laboratorio Las Magdalenas-Teatro de las Oprimidas en Lima, Perú por Ariane Denault-Lauzier

https://www.youtube.com/watch?v=hLhGBA6jdfQ

La Pajarera: gestos femeninos de resistencia

Basta de matar mis cantos y callar mi voz… No se seca la raíz de quien tiene semillas regadas en la tierra para brotar

-Eliane Potiguara

La Pajarera: gestos femeninos de resistencia es una propuesta de creación desde las artes escénicas. En ésta se busca narrar desde el cuerpo, desde la palabra, desde las imágenes, momentos traumáticos de un pasado que persiste en el presente y la esperanza de una sanación en un futuro.  Hay en el alma y el cuerpo la memoria de las cosas pasadas, situaciones que provocan dolores, vacios, miedos, bloqueando el transcurso de una vida. Los cuerpos femeninos portan las huellas, las cargas de sus historias de vida; por varias razones muchas se callan, dejando esos cuerpos presos, el cuerpo como su propia jaula. Esos cuerpos no podrán ser libres hasta que no sean revelados y reinventados, rompiendo el silencio que se les impone. En esa acción escénica se busca mostrar imágenes de mujeres en resistencia que luchan contra el olvido, contra el silencio y sanan haciendo memoria, recuperando recuerdos pero también enterrando otros.   Ese trabajo se inspira de la metáfora de la Jaula presentada en la obra El pájaro en la pajarera del maestro Juan Monsalve, director y fundador del grupo Teatro de la Memoria, de testimonios y poesías de mujeres de la Plaza de Mayo (Argentina), de militantes de Ciudad Juárez (México), de mujeres Zapatistas (México), de mujeres indígenas de Colombia y de experiencias propias como mujeres. Esos gestos de resistencia simbolizan los sufrimientos que pesan y han pesado sobre las mujeres en general, en Colombia y en el mundo.

Sumergidas en las jaulas internas que habitan nuestros cuerpos, miedo reprimido en el ser, miedo hecho pájaro muerto que no deja transcurrir la vida. Miedo hijo de la memoria violenta en la que ha sometido nuestros cuerpos; encierro, desconocimiento, desolación. Es necesario retornar a lo reprimido para olvidarnos del miedo, superarlo revelando lo oculto, limpiar la memoria para dar paso a la libertad. Tras el enfrentar la memoria, tras la confesión, una mujer puede olvidar y volver a vivir.